Estrategia

No hay estrategia triunfadora posible sino te ocupas de tu equipo

El año pasado fui invitado a ser uno de los “profesores virtuales” de los emprendedores que están siendo formados por el programa Emprende que lleva adelante el IESA.

En ese marco, hicimos el vídeo que verás al final de esta  nota, titulado: ¿Cómo conformar tu equipo?

Algunas de las ideas que verás aquí:

  • Las empresas están formadas por personas, así que es fundamental definir bien con quién vas a trabajar.
  • Busca que tu equipo sea ético, complementario y con interés de crecer.
  • Si eres emprendedor, para captar a los mejores tendrás que vender muy bien tu expectativa de crecimiento.
  • Luego que están contigo, debes esforzarte por mantenerlos a tu lado. Construir una familia.
  • Con frecuencia es mejor buscarte a los que no tengan todas las competencias requeridas, para ir formándolos junto a ti.
  • Es clave que tu gente se divierta en su trabajo y que sientan que enfrentan retos, innovación, temas interesantes.
  • Preocuparte sinceramente por quién está a tu lado. Vigilar no solo  aspectos económicos, sino también los emocionales.
  • Si tienes a los mejores a tu lado, felices, comprometidos, enfocados, seguramente será tu mejor ventaja competitiva.
  • Si logras que tu gente pueda cumplir sus sueños, no tengas duda alguna de que ellos te ayudarán a conseguir los tuyos.

Sin más, el vídeo:

Posiblemente también te interesen estas otras entradas de este blog:

votar


El desafío del estratega

Leyendo las notas introductorias de un libro que saldrá a la luz a mediados de este año (The Strategist´s Toolkit de Jared Harris y Michael Lenox, seguramente tendré oportunidad de reseñarlo como se merece dentro de unos meses), me he encontrado con un sugestivo esquema gráfico que les presento a continuación:

El Desafiío del Estratega

Me ha encantado porque combina los dos extremos de factores internos y externos que típicamente analizamos en los FODA: capacidades propias con oportunidades de mercado, pero incluyen un tercer aspecto que tiende a dejarse de lado y que considero la esencia de cualquier organización o persona: sus valores.

En resumen, tu propuesta de valor para el mercado es el encuentro entre tus capacidades (fortalezas, ventajas competitivas), las oportunidades que te ofrece el mercado (demanda, competencia o carencia de ella) y lo más importante, tus valores (misión, alcance y a qué le das importancia en la vida).

Bello y simple.